• 23 May, 2024

ChatGPT es una herramienta revolucionaria que está causando sensación en todo el mundo desde su lanzamiento el pasado año 2022 pero no han tardado en aparecer quienes muestran preocupaciones, en especial quienes temen el uso que pueda dársele a la información que introducen los usuarios.

La consultora Deloitte ha pedido recientemente a sus trabajadores españoles que no compartan datos sensibles con ChatGPT, algo que también han hecho compañías tecnológicas como Amazon. Incluso Microsoft, uno de los principales inversores en OpenAI, desaconsejó a sus empleados compartir datos confidenciales con la herramienta de IA.

Ahora, Apple es la última gran compañía que se suma a la lista de empresas que restringe el uso de ChatGPT a sus trabajadores, como ha expresado la empresa en documentos internos, según The Wall Street Journal.

Según la documentación, Apple ha prohibido que sus empleados utilicen sistemas de IA generativa como ChatGPT o cualquier otra herramienta externa ya que está trabajando en el desarrollo de una tecnología similar a la del chatbot de OpenAI.

España acaba de acelerar el debate en Europa sobre el encaje de ChatGPT con tu privacidad tras su prohibición en Italia

Esta medida se debe principalmente a las preocupaciones de Apple de que sus trabajadores puedan desvelar información confidencial al compartirla en sus consultas a herramientas como ChatGPT.

El gigante tecnológico estadounidense también ha pedido a sus empleados que no utilicen el copiloto de la plataforma de Microsoft para programadores GitHub, que permite escribir código de forma automatizada gracias a la ayuda de la inteligencia artificial.

OpenAI ha intentado calmar los ánimos de las empresas y personas preocupadas por la privacidad de ChatGPT con una función introducida el mes de abril que permite a los usuarios desactivar su historial de chats, de forma que la IA no pueda entrenarse con esos datos, a diferencia de lo que sucede con la mayoría de consultas.

Esta decisión no es en absoluto sorprendente viniendo de Apple ya que la firma es una de las empresas más rigurosas a la hora de manejar la información interna para evitar filtraciones, así como una de las que más presumen de proteger la privacidad de los usuarios finales.

Esto se produce también en un contexto en el que Apple se está esforzando por ponerse al día en la inteligencia artificial frente al avance de rivales como ChatGPT, que han dejado atrás a su asistente Siri. Mientras tanto, el ejecutivo John Giannandrea lidera una división que recientemente ha sufrido por la salida de ingenieros importantes a empresas como Google.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *